top of page
Buscar
  • daglexrh

La Dinámica Organizacional

Actualizado: 7 nov 2022

Influye la relación interpersonal con el jefe para tener un ambiente agradable de trabajo?

Es claro que la relación con el jefe marca que tan agradable puedan ser las 8 horas de trabajo que uno pueda realizar como trabajador. Es por eso, la importancia de tener una buena relación con el jefe. Muchas veces nos esforzamos en realizar el trabajo perfecto para satisfacerlo, pero sentimos que por mucho que nos esforcemos nuestro entregable no satisface sus expectativas. Es allí donde yo diría, cambiemos de estrategia, apelemos a la parte emotiva, que por muy insensible que aparente ser alguien, siempre, siempre hay un talón de aquiles que toca las emociones de cualquier persona.

En algunas ocasiones nuestros jefes no saben lo que desean, solo saben que hay una necesidad para satisfacer a un cliente, pero existen numerosas alternativas para realizarlo: Cuál es la más adecuada? Cuál dará mejores resultados? Cuál brindará más crecimiento para la empresa? En entonces, que algunas veces nuestros jefes se comportan distantes o distraidos ya que ellos también se sienten presionados, pero esto no significa que estén en desacuerdo con nosotros o que nosotros no les agrademos, simplemente los jefes necesitan tiempo para asimilar también la presión y las demandas que llegan a ellos.

Recuerdo a un jefe en particular, con quien tuve muy buena relación, sin duda lo atribuyo a nuestra buena comunicación, lo cual se debió a que tuve la oportunidad de conocerlo más como persona que solo como jefe. Es decir, tuve la oportunidad de conocer a su familia, esposa e hijas y de esa manera comprendí que era alguien tan normal como yo, con miedos e inseguridades, alguien que no tenía las respuestas para todas las situaciones, pero allí estaba yo, frente a él, como parte de su equipo de trabajo para encontrar conjuntamente las respuestas acertadas.

Puedo afirmar sin duda, que parte de nuestra buena relación, fue que ambos nos abrimos como personas y que varias veces lo apoyé en temas familiares, que no estaban en mi descripción de puesto, pero al realizarlas me brindaron satisfacción y sin duda en él causó un gran agradecimiento hacia mi persona. Para este jefe que recuerdo con cariño, el bienestar y cuidado de su familia era su talón de aquiles. Fue así, que iniciamos una relación de trabajo más emocional que transaccional y ambos fuimos más tolerantes el uno con el otro, más humanos y más comprensivos.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page