top of page
Buscar
  • daglexrh

MOVILIDAD LABORAL

Si tiene operaciones en el extranjero, es posible que anhele la ética de trabajo y la cortesía de los guatemaltecos. Es una sorpresa que en muchos países es admisible contratar a guatemaltecos desde Guatemala, a través de un proceso de visa de trabajo. Los programas de visas de trabajo les permiten a las empresas fuera de Guatemala reclutar guatemaltecos para trabajar temporalmente de forma legal en otros países en una variedad de industrias.


Una empresa debe solicitar autorización al gobierno del país anfitrión para contratar a un trabajador extranjero. Cuando el gobierno otorga la autorización, la empresa envía el documento respectivo al trabajador extranjero, quien se presenta en el Consulado o Embajada del país donde laborará para que le emitan la visa de trabajo. Luego, el trabajador viaja al país extranjero con su documentación y visa para que las autoridades fronterizas le otorguen permiso para una estadía por tiempo limitado. Algunos países limitan el número de visas de trabajo disponibles.


La autorización de trabajo es temporal, pero muchos países ofrecen la posibilidad de renovar la misma, después de salir del territorio y/o renovar la autorización de trabajo mientras está en el país. Existen programas de trabajadores extranjeros temporales en Alemania, Australia, Canadá, Costa Rica, España, Estados Unidos, Gran Bretaña, y México, entre otros. Los países participantes y las industrias involucradas consideran que los programas de trabajo en el extranjero son beneficiosos para todos, ya que aseguran un suministro de trabajadores legales calificados para varios sectores, remesas para el país de origen y disminuye la migración irregular. Para los trabajadores participantes, laborar en el extranjero ofrece la oportunidad de adquirir nuevas habilidades en nuevos entornos a un salario competitivo.


Los guatemaltecos que participen en programas de visas de trabajo deben recibir el salario mínimo o más, estipulado en el país anfitrión. Es importante mencionar que, el empleador y/o firma reclutadora, no pueden obligar al trabajador pagar un fee o comisión por colocación laboral en el extranjero. Para algunos trabajadores, generalmente del sector agrícola en el extranjero, el gobierno anfitrión obliga al empleador a proporcionar alojamiento y beneficios médicos.

22 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page